Este artículo puede contener enlaces de afiliados. Puedes leer mi política de afiliación AQUÍ.

Tiempo de Cuaresma

La Cuaresma es un período en que hacemos penitencia y ayuno en memoria de los 40 días que Jesús ayunó en el desierto antes de su Pasión, Muerte y Resurrección por amor a ti y a mí. Dura desde Miércoles de Cenizas hasta antes de la misa del Lavatorio el Jueves Santo.

Durante este tiempo es costumbre hacer sacrificios para agradar a Dios. Casi siempre pensamos en algo que dejaremos de comer o de hacer durante Cuaresma. Pero, debemos pensarlo bien porque son 40 largos dias. ¿Dejar de comer chocolate? ¿Dejar de tomar refresco? Para mí, por ejemplo, dejar el café no es una opción. Estaría malhumorada todo el día y mi pobre marido viviría un Calvario a mi lado. Debo tener misericordia con él. Así que, ¿qué hacer?

Yo quisiera ofrecer a Dios mi persona y acercarme más a Él durante este tiempo, pero añadir algo más a mi lista de tareas es agobiante. No obstante, Dios me amó hasta el extremo y yo quiero ofrecerle alguna muestra de mi amor; algo que pueda hacer por 40 días.

15 Minutos = 1% del Día

¿Dónde hallar el tiempo? Al pensar en esto, si soy sincera conmigo misma, me doy cuenta que en realidad pierdo muchísimo tiempo en las redes sociales. Uff, en Pinterest puedo estar horas largas. Así que se me prendió el bombillón y me dije, “15 minutos. Sólo necesito 15 minutos diarios.”

¿Sabías que dedicarle 15 minutos a Dios es sólo el 1% de tu tiempo (más o menos)? El restante 99% lo puedes usar en otras cosas. Cuando me dí cuenta de esto, me sorprendí. En cuántas cosas pierdo yo el tiempo. Un porciento para Dios es definitivamente factible.

Cuaresma en 15 Minutos Diarios

Aquí comparto mi lista, por si aún no sabes qué sacrificio ofrecerle a nuestro Señor durante la Cuaresma, de cómo puedo emplear mis 15 minutos diarios durante esta Cuaresma.

1. Leer los Evangelios en Cuaresma

El Evangelio de San Marcos tiene 16 capítulos. El de San Lucas tiene 24. El total de ambos es ta-ta-ta-taaa… ¡40! Así que puedo leer un capítulo por día de estos evangelios. Los evangelios son la vida de Jesús. ¡Qué mejor que conocerle por medio de su Palabra! Si quieres un plan de lectura de 40 Dias gratis, HAZ CLIC AQUÍ.

2. Redescubrir el Examen

Redescubrir el Examen es un app. Es una manera de hacer el Examen de san Ignacio de Loyola. El app es gratis y te toma 15 minutos diarios. “El Examen trae la presencia de Dios a la vida diaria. Te ayuda a: – unirte más estrechamente a Dios; – ver el punto de vista de Dios sobre tu vida cotidiana; – dar gracias por los incontables dones que han aparecido en tu jornada, e incluso a percibir la presencia misma de Dios en esos dones; – darte la oportunidad de reconocer tus faltas y pedir perdón por ellas, sentir aflicción por tus fracasos y penas y sanarte de ellos; – comprender lo que sucede realmente bajo la superficie de tus pensamientos, palabras y hechos y a conocer la fuente misma de tus motivaciones; – discernir la forma de manejar los aspectos más espinosos de tu vida, a reconocer cuáles son los dones interiores que necesitas recibir de Dios para hacer lo correcto mañana y a pedir explícitamente esos dones a Dios.” (Tomado de la descripción del app en el Google Store)

3. RezandoVoy

RezandoVoy es otro app gratuito que sale cada día con una lectura, canción oración y meditación nueva. ¡Es hermoso! “Rezandovoy es una propuesta que invita a la vida interior. A la escucha personal del evangelio. A través de textos y músicas, de preguntas que animan al oyente a pensar por sí mismo, a preguntarse por Dios, a mirar al mundo con ojos creyentes. Con lenguaje de hoy y músicas diversas. Porque rezar es algo de todas las épocas, de todas las culturas, que tiene que ver con las búsquedas más universales. Doce minutos cada día para escuchar de camino al trabajo, en la tranquilidad de tu habitación, en medio del vértigo de cada día…De lunes a domingo, cada semana.” (Tomado de la descripción del app en el Google Store)

4. Rezar la Coronilla de la Divina Misericordia

Qué mejor que rezar la Coronilla de la Divina Misericordia. De hecho, esto no nos toma ni 15 minutos, pero si queremos dedicarle los 15 minutos completos y meditarla bien, te recomiendo este video en YouTube HAZ CLIC AQUÍ. Explica la Coronilla, para así ayudarnos a guiar nuestros pensamientos al propósito de la Coronilla, tiene música de fondo e imágenes que nos ayudan a batallar contra las distracciones.

5. Espacio Sagrado

Espacio Sagrado es una página web inspirado por la espiritualidad de San Ignacio de Loyola también. De acuerdo a su página, estas oraciones diarias duran 10 minutos, pero si eres nueva en esto, me imagino que nos tomará más tiempo. “Ofrecemos las páginas de este sitio web para guiarte a lo largo de una sesión de oración, con seis etapas, incluyendo guías para preparar tu cuerpo y tu mente, y culminando en una reflexión sobre un pasaje de la Escritura elegido especialmente para cada día.” (Tomado de su página web en espaciosagrado.com)

Puntos Prácticos

  1. Separar un tiempo diario para estos 15 minutos. Pon una alarma para que te recuerde que es hora de tus 15 minutos. Recuerda que debe ser una hora que estes libre de interrupciones.
  2. Pon el timer (temporizador) para 15 minutos si lo necesitas. Tenemos días que sólo tendremos 15 minutos. No hay nada de mal usar un timer para no pasar el tiempo reservado.
  3. Escoge de antemano el lugar dónde le dedicarás este tiempo a Dios. Es importante que sea un lugar libre de distracciones.
  4. Puedes usar una combinación de las ideas. Un día haces RezandoVoy, otro día la Coronilla. No importa cuál escojas. Lo importante es saber de antemano cuál vas a hacer durante tus 15 minutos para no perder el tiempo pensando cuál escoger cuando sea hora de comenzar.

Pin It on Pinterest