Lectura Bíblica: Carta a los Efesios 4, 7 – 10:

A cada uno de nosotros, sin embargo, ha sido dada la gracia en la medida en que Cristo quiere otorgar sus dones. Por esto dice: Subiendo a lo alto llevó cautiva la cautividad y concedió dones a los hombres. ¿Qué significa «subió» sino que primero descendió a las regiones inferiores de la tierra? El que bajó es el mismo que subió por encima de todos los cielos, para llevarlo todo a la plenitud.

Reflexión:

Dios es un excelente Proveedor. Él bajó a la tierra, fue herido, maltratado, humillado y descartado en una cruz, pero su historia no termina ahí. Él resucitó, nos abre el camino a nosotros y derrama sus dones sobre nosotros. A cada uno nos concedió dones, que no son para nuestro beneficio exclusivo, sino para beneficio de toda su Iglesia.

Dios tiene un plan con tu vida. Estas heridas las va a usar Dios para el plan que tiene. Y también son parte de este plan los dones que Él quiere regalarte. Su muerte no fue en vano. Tus heridas no quedarán en vano. Al resucitar, derrama sus dones sobre ti, sobre su Iglesia. Al sanar, tú también podrás donar a los demás los dones que Dios te regala. Su plan es perfecto.

¿Cuáles son estos dones? Pues en 1 Corintios 12, 7 – 10.28, San Pablo nos dice que son sabiduría, palabra de ciencia, fe, don de curaciones, obrar milagros, profecía, discernimiento de espíritus, diversidad de lenguas, interpretación de lenguas, asistencia a los necesitados, de gobernar. Esto no es una lista exhaustiva, pero puedes ver que son muchos.

concedió dones
  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest

Para Pensar:

¿Cuáles son los dones que Dios te ha concedido? Si no los conoces, háblale y pregúntale cómo puedes ser más dócil para recibirles. Recuerda que estos dones no son para ti, sino para entregarlos a los demás.

Te Puede Interesar:

Pin It on Pinterest